Rosario y el ríoRosario y el río. Fotos y momentos junto al río Paraná
ClimaClima. Pronóstico del tiempo
Rosario y el ríoRosario y el río. No dejés para mañana lo que podés disfrutar hoy

Aire Libre en la ciudad » Frente al río no faltan los ojos del amor

Frente al río no faltan los ojos del amor

Frente al río nunca fallan los sueños de los enamorados

Publicado: sábado, 7 de marzo de 2015

Frente al río no faltan los ojos del amor. Frente al río nunca fallan los sueños de los enamorados

Ya lejos las tormentas, el verano parece recobrar sus gestos soleados… casi una semana sin lluvias se ha vuelto en estas latitudes todo un paraíso.

Muy por sobre el pesar de los días de diluvios y anegamientos, de temores y sobresaltos la luna llena en la noche tal y como decían los viejos cuando era un chico, ha cortado las tormentas.

Nuevamente las nubes semejan algodones juguetones en constantes metamorfosis y no faltan las imaginaciones jóvenes inventando historias con ellas.

Es muy alentador para el alma que los chicos invadan nuevamente los parques, la ciudad sin ellos se torna lúgubre y aburrida. Miles de palomas adornando el celeste con esperanzas y gracia. Y los viejos, los más sabios, se los puede ver asistiendo a este increíble espectáculo de vida, contemplativos, recordando quizás cuando sus piecitos de infancia corrieran por esos caminitos de polvo de ladrillo…

No son pocas las plantas y árboles que siguen desflorando aunque hace tiempo se ha ido la primavera… y las aves atrevidas como si el temor no las rigiera, se aventuran a pesar de las ruidosas calles de una tarde en la urbe.

Frente al río no faltan los ojos del amor, las promesas más importantes del mundo se tejen allí donde las individualidades aceptan ser un desafío a la norma de los tiempos y se unen con ilusión y fortalezas inexplicables para los que observamos extrañados desde afuera…


Frente al río nunca fallan los sueños de los enamorados… benditos ellos sean porque si algo del mundo aún vale la pena se debe en buena parte a ellos y a los frutos de su osadía.

A la puerta del bar de la ochava un caballero saluda a una hermosa mujer de trenza dorada y piernas delgadas y ella como conectando con este espacio mágico, responde como una dama. Un estudiante universitario con sus carpetas a cuesta se acerca a una señora mayor y le ayuda a cruzar haciendo de bastón en el cordón de la vereda… Dos hombres sonríen y se abrazan como quienes no se han visto por mucho tiempo pero mantienen intacto el sagrado fuego de la amistad…

Quien suponga que las cosas van muy mal ha centrado sus sentidos en los efectos ruidosos del mal y ha descuidado sus pensamientos y convicciones hacia la belleza y la vida.

Es que como ha dicho ya Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga "Hace más ruido un árbol que cae que todo un bosque que crece"

Una y otra vez parece que debo recordarme la inmensidad del Todo presente siempre en los detalles más ínfimos y sutiles… Si algo habla de su mano es la discreción… si algo puede mi limitada mente descubrir es esa silenciosa red de eventos que hacen a las cosas ingentes…

Como dijo un mago en un film: “Yo he descubierto que son las cosas pequeñas de las acciones diarias de las personas ordinarias lo que mantiene a raya a la oscuridad. Actos simples de amabilidad y amor.” Pensamiento que en el primer impacto me resultó cuál Deja Vu… porque es algo que he venido aprendiendo últimamente…

Una y otra vez, la elección está en cada uno, todo está allí para ser vivido… pero cargar con mochilas de amarguras y preocupaciones suelen oscurecernos el espejo a través del cual poder hacer brillar nuestra propia alma…

Marcelo Zamora, 7 de marzo de 2015

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?

Seguinos en Facebook. CoolRosario Fan Page
Seguinos en Google +. Coolrosario en Google +